Especialistas en atención sanitaria a centros y particulares

Fisioterapia

El servicio de fisioterapia tiene por objetivo restablecer o aumentar el nivel de salud de las personas para que éstas mejoren sus condiciones de vida.


Nuestro equipo de fisioterapeutas tienen formación académica altamente especializada y son expertos en los principales ámbitos de la fisioterapia.

 

FISIOTERAPIA NEUROLÓGICA:

  • Accidentes vasculares o ICTUS (rehabilitación de embolias, infarto cerebrales, hemorragias)
  • Enfermedad de Parkinson (reeducación del equilibrio y marcha, movilidad corporal)
  • Esclerosis múltiple (entrenamiento a la fatiga, esquema de movimiento corporal y fuerza muscular)
  • Demencias (mantener la capacidad funcional, transferencias)
  • Traumatismo craneal (readaptación  de la marcha)
  • Parálisis cerebral (readaptación del tono muscular, evitar deformidades)
  • Reeducación de la disfagia a consecuencia de enfermedades neurológicas o neurodegenerativas, cáncer de cabeza o cuello 

 

FISIOTERAPIA TRAUMATOLÓGICA: 

  • Recuperación de fracturas (recuperar balance articular y muscular)
  • Readaptación funcional tras implantación de prótesis de cadera o rodilla
  • Dolor de espalda a consecuencia de hernias, pinzamientos o contracturas (terapia manual, educación sanitaria en higiene postural)
  • Lesiones músculo-esqueléticas (esguinces, contracturas, tendinitis)
  • Drenaje de edemas tras cirugías o inmovilizaciones

 

FISIOTERAPIA REUMATOLÓGICA:

  • Pérdida de la condición física a consecuencia de la edad (re-condicionamiento físico a la sarcopenia)
  • Manejo clínico de la artrosis y artritis (medidas paliativas, fisioterapia readaptativa)
  • Pérdida del equilibrio, caídas o miedo a caer  (entrenamiento del equilibrio y propiocepción)
  • Edemas maleolares (drenaje linfático)

 

REEDUCAR LA DISFAGIA:

Los problemas para tragar (o disfagia) son muy habituales en el ámbito asistencial, muchas enfermedades neurológicas o la propia vejez, pueden alterar la capacidad para deglutir con eficacia y seguridad y provocar graves complicaciones respiratorias y nutricionales (neumonías y desnutrición).


Habitualmente los tratamientos médicos se basan en adaptar las texturas de los alimentos (comer triturados y líquidos con espesantes) y en los casos más graves colocar sondas para alimentar  a los pacientes.


Una formación académica altamente especializada permite intervenir adecuadamente sobre la disfagia mediante ejercicios específicos que activan los músculos de la deglución, maniobras deglutorias, técnicas posturales y terapia sensitiva, entre otras. Los pacientes en tratamiento pueden mantener la alimentación por boca a pesar de presentar ciertos déficits deglutorios.

 
 
 
Correo
Llamada